jueves, 13 de enero de 2011

La Llosa Viango desde el Alto del Mazucu

08/01/2011
Sierra del Cuera
Concejo de Llanes

Primera del año, con los días cortos aún y previsión de mal tiempo para la cordillera, así que nos fuimos a conocer la Llosa Viango, cerca de Llanes donde parecía que aseguraríamos el tiempo. Quedé con Santos y convencí a Bedia con la excusa de que era una ruta corta y sencilla - una pijada, vaya - claro que tratándose del entorno de la Sierra del Cuera, un error de apreciación lo tiene cualquiera y en una ruta con un desnivel máximo de apenas 300 m, el acumulado se triplicó.



inicio/Fin: Alto del Mazucu o de La Tornería
Distancia: 14,8 Km
Desnivel máximo: 320 m
Desnivel acumulado: unos 830 m
Tiempos: 7 horas


Dejamos el coche en el Altu La Tornería (471 m), o Altu´l Mazucu y tomamos por la pista de hormigón que se interna hacia la Sierra del Cuera, pasando junto a varias cabañas y dejando, como a un kilómetro, una pista que sube a la izquierda y por la que bajaríamos por la tarde.



La pista supera el collau Rubiera (571 m), con la mole de Peña Blanca al fondo y un poco más allá muere junto a una cabaña, pero un marcado sendero continúa, bordeando por la izquierda un pequeño jou para arrimarse a los escarpes de la peña La Pasada y rodeándola entrar en el alargado valle de Viango, en realidad un valle ciego, un poljé de más de 5 km con orientación oeste-este, paralelo a la Sierra del Cuera y a la línea de costa y separado de esta por una pequeña y quebrada sierra de modesta altitud a cuya cumbrera en Llanes llaman muy acertadamente, El Risque.




El camino continúa valle arriba, o mejor dicho, valle abajo, y aunque se ven varios senderos a diferentes alturas, conviene no descender a seguir el que va por el fondo, junto a las cabañas, ya que está bastante abandonado y la maleza dificulta mucho la marcha, siendo preferible mantenerse mientras se pueda a media ladera.



El camino es cómodo, prácticamente llano y muy lineal, pasando junto a numerosas cabañas, la mayor parte en buen estado, hasta salir a la amplia, amplísima vega que forma la Llosa Viango (415 m).




La Llosa Viango es una vega de casi 1,5 km de largo, perfectamente plana, en la que se forman varias lagunas en invierno que acaban por secarse a final de verano, un jou, un valle ciego en el que el agua se sume para salir a la superficie en el manantial del Ḥoyu Las Bolugas, para sumirse poco después y reaparecer en la cueva La Boriza, próxima ya al pueblo de El Mazucu, donde tras recorrer escasos 600 o 700 m vuelve a sumirse en la Cueva el Bolugu y tras pasar por la cueva de Caldueñín - donde ni llega a salir a la superficie - reaparecer definitivamente en la Cueva el Molín, en Caldueñu, dando verdadero origen al río Cortines.




A la entrada de la Llosa picamos algo para luego recorrerla tranquilamente por la derecha. Nos acercamos a uno de los sumideros y al lado descubrimos con sorpresa una zona que parecía una playa, tal era la cantidad de arena acumulada.


En la cabecera de la “playa” existe una cueva de buen tamaño en la que entramos. Por la galería de la izquierda avanzamos unos metros hasta donde pudimos y donde se escucha el fuerte sonido de un río discurriendo por su interior. Por lo que se ve cuando esto carga agua bastante, el sifón de salida no es capaz de tragar toda el agua y “escupe” el exceso a la vega, arrojando con el agua grandes cantidades de arena. Viendo la altura que tiene la montaña de arena, esto debe ser digno de ver en plena tormenta.




Tras la visita didáctica continuamos recorriendo la vega con toda paz, tirando fotos a tralla y disfrutando de la tranquilidad de aquel lugar. En la vega hay otros sumideros, de menor tamaño y en estos momentos tres o cuatro lagunas, la mayor de ellas llamada La Xuncal.





Por fin cruzamos la vega para salir por un pequeño valle que se abre al norte, con numerosas cabañas repartidas por su zona baja.



El valle nos aupa a la zona alta de la sierra, que en algunos mapas nombran como Sierra de los Collaos. Allí giramos a la izquierda, dejando tras de nosotros el Picos La Muda o Pico el Colláu, para atravesar el jou de Saldelajá, e izarnos a una de las cotas de la sierra, dando vista al valle de la Llosa Viango y la Sierra del Cuera con el Turbina, su punto más alto, justo enfrente.

Vista a media ladera, con el Turbina enfrente


Atrás el Pico la Muda o Pico el Colláu.


Más tarde, atravesando el jou de Saldelajá, acabariamos por alzarnos en la cumbre de la derecha del todo, el Palu l´Armada, que forma parte del extremo norte de la sierra, lo que en Llanes denominan como El Risque, y que nos pareció que ofrecería buenas vistas sobre la costa.


La Llosa Viango y el Turbina desde la cota 725 a la que subimos en un primer momento.




La sierra presenta dos líneas de cumbres, con una serie de jous, formando pequeñas vegas en medio, la zona denominada Saldelajá, en cuyo fondo se forma un pequeño lago, el Llagu Saldelajá. Decidimos auparnos a una de las cumbres de la sierra norteña, la que forma El Risque, para disfrutar de las vistas sobre la rasa costera. Si no me equivoco se trata del Palu L´Armada, sobre la Canal de L´Osa, que permite el descenso a La Pereda, ya en la vertiente de Llanes. Esta sierra es muy afilada y quebrada, lo que complica mucho su recorrido, pero las fotos hablan por si solas de las vistas.





Una panorámica de toda la rasa costera de Llanes desde la cima del Palu  L´Armada (744 m).


La mala suerte quiso que justo al llegar empezara a soplar un viento fortísimo, de hecho toda la mañana había soplado un viento racheado muy fuerte, pero mientras estuvimos en el fondo del valle de Viango estuvimos a cubierto, en cambio al salir a un punto elevado el viento era realmente fuerte de tal manera que no pudiéramos parar demasiado en cumbre.

Volvimos al fondo del valle interior y lo recorrimos para después ganar altura hacia un pequeño collado en la falda norte del Cabezu L´Ardina o Pico la Valleya (766 m), el que se ve en la foto, justo a la derecha y unos metros por debajo de cumbre.



Ya descendiendo por el lado contrario y bajo el Pico La Garma paramos a comer y pensar como realizar el siguiente tramo, ya que a continuación teníamos que cruzar el enorme jou de La Raíz, un “furacu” de 200 m de profundidad, que al final decidimos bordear por la izquierda, con la idea, vana como después se vería, de cortar a media ladera y rodeándolo completamente salir hacia Las Camperas, y por las fincas del El Cantu llegar directamente al Altu La Tornería.

Vista del siguiente y complicado tramo, con la mole de Peña Blanca, una de las cumbres señeras del Cuera, asomando a la izquierda.


Aquí el sendero se pierde totalmente y tuvimos que atravesar una ladera con unos cotollales tan altos como nosotros hasta una colgada campera en mitad de la nada. Allí por fin decidimos dejar de "hacer el pijo" y bajar hasta el fondo del jou (459 m), donde se veían varios senderos muy marcados. Lo que teníamos que haber hecho desde un primer momento, vaya.



En el fondo del jou, una buena fuente, casi un río, mana de una pequeña cueva, para sumirse de nuevo solo unos metros más allá.


Bordeamos el fondo del jou por la izquierda y por un marcado sendero para luego ir ganado altura por el lado contrario al que habíamos llegado (vista atrás).


A media ladera sale un sendero a la derecha que sería el que tendríamos que haber tomado para salir por Las Camperas hacia el Altu la Tornería, pero a aquellas horas ya habíamos tenido bastante ración de cotolles y, por si acaso, decidimos acabar de subir los 200 m desnivel de La Raíz y salir por las fincas de la majada de Bardales.


Acabamos por alcanzar un collado (650 m) y dimos vista ya a las fincas, cerradas con buenos muros de piedra y numerosas cabañas. Bordeamos la primera finca con una cabaña de gran tamaño, por la izquierda y descendimos a salir a un marcado sendero que ya sin pérdida y a través de diversas fincas, siempre hacia el oeste, nos acabaría por sacar a la pista hormigonada que habíamos dejado a la izquierda por la mañana.



Ya solo quedaba desandar la pista hasta el Altu la Tornería donde teníamos el coche.

Un saludo
Cienfuegos

14 comentarios:

  1. Olé, olé, así me gusta, comenzando bien el año.
    Muy bonita salida para inauguarar el 2011 montañero.
    Que nos muestres muchas más imágenes preciosas como las que nos trajiste esta vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. que guapo Cienfuegos, me ha encantado, ¿no habia caballos salvajes¿, ese valle es uno de los desconocidos e inexplorados que todavia quedan en Asturias.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Un sitio magico donde los haya cienfuegos y mas con la cantidad de panoramicas que tu nos enseñas,me daba la sensacion de tar alli¡¡¡¡¡¡¡

    PURA VIDA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. preciosa ruta para empezar la temporada Cienfuegos. Tiene una pinta espectacular. Las fotos , una pasada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me la apunto para este verano. Estos rincones tuyos despiertan en uno las ganas de montaña.
    Una sola cosa. Tienes un "lapsus". Al empezar la descripción pones: "...pista de hormigón que se interna hacia la Sierra del Sueve..." y debería de decir "Cuera" ¿No?.
    Un saludo y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  6. Una entrada para guardar, mira que he estado en el Cuera y miro las fotos y me digo que no las conozco, jajaj y he dormido debajo del Torbina (menuda discusión con un pastor por el nombre que si Turbina que si Torbina) en fin, precioso reportaje nuevamente, la cueva me ha impresionado, la arena, pero donde esta esoooooo, jajjaja. Bueno lo disfrutare más tranquilamente, releyendolo de nuevo. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Carlos, me alegro que te guste. A ver como se da el año montañero. Dle 2010 no me puedo quejar.

    Turbina, muy buenas tio, pues no señor, no había caballos. Por la cantidad de cabañas que hay en la zona y el estado (bueno en general) me imagino que en vernao haya mucho ganado, pero ahora mismo el valle estaba de lo más solitario.

    Iñigo, pues si que es un lugar mágico, esa poza encajada en medio de la sierra del Cuera. Buen sitio para ir a correr un poco y sentir pura vida, ja, ja

    Sito, si tiene buena pint,aya te digo que lo es aún más. Las fotos no hacen justicia, ni a la vega ni a la zona alta de la sierra, realmente guapa

    Harold, gracias por avisarme ddel lapsuis. Solucionado. Si es que me puede el subconsciente y ya estoy pensando en la próxima que puede ser por el Sueve.

    Carlos, la cueva me llamó la atención a mi. Si que sabía un poco el funcionamiento hidrogeológico de la zona, en parte por el trabajo y en parte por un hermano que había recorrido parte de la red de galerías entre el Mazucu y la Llosa, pero no me esperaba ese "peazo" surgimiento. Lo del Torbina o Turbina, yo ya lo he visto de las dos formas en tantos sitios que ya no sabría que decir.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Siempre me ha gustado la Sierra de Cuera, bien desde Llanes o desde Picos, su silueta siempre me ha atraido, ahora por fin veo lo que esconden sus entrañas.
    Las fotos de las lagunas se salen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Guapo, interesante y desconocido, al menos para mi, recorrido. Las fotos de la zona de la Llosa, dan una gran sensación de tranquilidad. Toda la zona kárstica oriental asturiana es un auténtico mundo subterráneo intercomunicado que aveces asoma al exterior en simas o cuevas como esta que muestras en el repor con su aúrea de misterio y fenómenos propios de su existencia, como esas arenas depositadas en el exterior. En cuanto a los Collaos, que decir..... Las fotos dan muestra de las extraordinarias vistas que desde ella pueden admirarse. En definitiva,una ruta que hay que anotar en esa larga lista de "pendientes" y que hay que agradecerte el haber dárnosla a conocer.
    Me alegro de que tuviéseis un buen día, pues el tiempo estaba bastante revuelto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Cienfuegos que regalazo me traes hoy...tengo la emoción contenida de ver tan cerca mi otra tierrina, ese LLanes de mi alma...al que tanto añoro y tú hoy me lo acercas, me lo regalas.
    Mil gracias...y de esa zona te habla mi alma y mi corazón llaniscos.
    Recibe mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  11. Una ruta totalmente desconocida para mí pero con esas fotos y ese reportaje ya está apuntada para esta temporada, como digo preciosas fotos y mejor reportaje, un saludo Cienfuegos.

    ResponderEliminar
  12. Esta si que me la apunto para nuestras estancias veraniegas en LLanes. Tengo pasión por la Sierra de Cuera; siempre la tenemos como referencia pero nunca hemos realizado una incursión como la que propones.
    SAludos y enhorabuena

    ResponderEliminar
  13. Hola. Soy Luz. trabajo en la agencia de comunicación Netthink Isobar. Nos gustaría poder contactar contigo para contarte una acción que estamos llevando acabo. Si te interesa, por favor, ponte en contacto conmigo en: maria.ruiz@netthinkisobar.es Gracias!

    ResponderEliminar
  14. Hoy he sentido verdadera envidia de la buena al ver lo que haceis, que maravilla, seguir ese camino que nos ensancha el corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar