jueves, 25 de mayo de 2017

Cornón de Busmor y el Miro por el Puerto del Trayecto

15/05/2017
Cordillera Cantábrica
Degaña (Asturias) y Páramo del Sil y Peranzanes (León)

Hace unas semanas había estado por el Mocoso y vi que el brezo ya estaba en plena floración, así que decidí adelantar una ruta planeada para la ascensión al Cornón de Busmor y el Miro de Valdeprado, pero en vez de realizarla desde el más habitual Puerto de Valdeprado, nosotros haríamos una amplia circular, ascendiendo por el Puerto del Trayecto, lo que nos permitiría visitar alguna cumbre más. Por desgracia, las heladas que acompañaron a la última invernada del año, cortaron la floración del brezo y no lo pillamos en su mejor momento.


Inicio/Fin: El Reboḷḷal
Distancia: 26 Km
Desnivel máximo: 1.185 m
Desnivel positivo acumulado: 1.810 m
Tiempos: 9 y 1/2 horas


Había previsto la ruta en sentido contrario y saliendo desde Degaña, pero la previsión daba tormentas para la tarde, por lo que decidimos cambiarla. Eso daba la posibilidad de saltarse El Miro si lo veíamos malo, además de que en este sentido, el desnivel se gana de forma más progresiva. De manera que dejamos el coche en El Reboḷḷal y por detrás de la capilla de San Francisco, ascendemos a la zona alta del pueblo.


Allí tomamos contacto con el PR.109-04 Ruta de la Senda Moura que seguiremos en el tramo de ascenso al Puerto del Trayecto. Se trata de una calzada de origen romano que comunicaba las explotaciones auríferas del Ibias y el Narecea, con las de Ḷḷaciana, Omaña y Cúa.


Al otro lado del valle del Ibias vamos dejando la Sierra de Degaña, mientras el día se mostraba bastante plomizo y tenía poco que ver con la buena previsión anunciada.


Al fondo asoma ya la Peña del Trayecto que cierra el valle junto con La  Moredina.


De forma cómoda alcanzamos la braña Los Cardos. Allí se localiza un refugio no guardado (1.222 m) en perfecto estado. Limpio y equipado, en un sitio ideal para pernoctar.


Seguimos subiendo por la braña, asentada en la hoya que forma la cabecera del valle y dejando una fuente y restos de viejos corros y cabañas en la margen izquierda del arroyo.


El último tramo de la calzada, el de mayor pendiente, ha sido reformado no hace mucho y hoy es la caja de una pista que sube por medio del bosque que tapiza la Peña los Baos y en el que predominan los robles y capudres (serbales) y que nos conduce hasta el puerto del Trayecto (1.458 m), en el que entramos en el municipio de Peranzanes, ya en León.


Dejamos la pista que desciende por el valle del Trayecto hacia el pueblo de Peranzanes y justo en el alto, tomamos una senda desbrozada no hace mucho que sube hacia la izquierda, cortando la cara sur del Pico Queimao.


A nuestras espaldas vemos la cumbre de La Moredina, tras las que se esconde el Teso Mular.


La senda nos deposita en lo alto del cordal (1.615 m) jusrto encima de la braña Veiga Sianca. En realidad vamos a cabalgar la Cordillera Cantábrica durante unos 7 Km hasta el Cornón de Busmor, dejando en todo momento a nuestra izquierda el asturiano valle de Degaña, con el río Ibias y la Sierra de Degaña, ...


.. y a la derecha los distintos valles leoneses que drenan hacia el río Cúa y que descienden hacia Fabero y la meseta del Bierzo, en la que podemos ver las columnas de vapor de la Central Térmica de Compostilla, a orillas del Embalse de Bárcena, ya en el Sil, con los Montes Aquilanos al fondo del todo.


Toca recorrer la cumbrera por difusas sendas que serpentean entre el mar de brezo que la recubre. Está florido, pero se lo ve muy quemado por las heladas de la última invernada. Pasamos por la pequeña cumbre del Pico del Portichín (1.677 m) y descendemos hacia un par de verdes colladas que escoltan la alomada cumbre de la Gubia del Portillón....


... para remontar a continuación hacia el Tumbón del Mosqueiro.


Cumbre del Tumbón del Mosqueiro (1.754 m), coronada por un vértice geodésico.


Hacia el norte, la Sierra de Degaña, sobre la que empieza a asomar el Canieḷḷas.


Al oeste, lo que ya hemos recorrido desde el puerto del Trayecto, con La Moredina, Peña Rogueira, ...


Al sur los cordales que bajan hacia el valle del Cúa.


Y al este, continúa la Cordillera Cantábrica, con el Cornón de Busmor y El Miro de Valdeprado aún muy lejos.


Seguimos ruta a caballo entre Asturias y León, dejando a la izquierda las vegas de Revicharín y con el día que no acababa de mejorar, de hecho por momentos parecía ir a peor y hacía frío.


Bajamos hacia la marcada collada que forma la Gobia de Piedrafita (1.598 m). La siguiente cota es el Alto del Bigardón, al que subiremos por la marcada vallina que se observa en su ladera oeste.


Es un buen repecho el que toca salvar hasta la collada superior (1.779 m). Una nueva vista atrás.


Zarréu/Cerrero, en el fondo del valle. Sobre él se recorta el Cornón y al fondo a la derecha Penachana y la zona de Orniz.


Ya vemos cerca el Cornón de Busmor. La senda corta la cara norte del Alto del Bigardón, pero nosotros la dejamos para subir ladera arriba.


Y hacemos cumbre en el Alto de Bigardón (1.836 m).


Desde aquí ya vemos con claridad el Canieḷḷas sobresaliendo a la izquierda, sobre la Sierra de Degaña. Abajo las lagunas de la Campona.


El último tramo hasta el Cornón de Busmor, con El Miro de Valdeprado a la derecha.



El Cornón de Busmor muestra su cara más agreste al norte, con fuertes caídas.


Y cumbre en el Cornón de Busmor (1.939 m), o Alcornón de Busmori como suele aparecer, techo de Degaña y uno menos en la lista, ya que era mi primera visita a esta cima, que aún no conocía. El Puerto del Trayecto ya queda muy atrás.


Al este, las Lagunas de Fasguéu que visitaremos más tarde. Abajo Zarréu/Cerredo y sobre él, cumbres como la del Cuetu Arbas y el Cornón.


Tirando de zoom, las dos Ubiñas, la Grande, parcialmente cubierta, y la Pequeña.


Al norte, justo bajo la cumbre, la braña de La Veiga, por donde pasaremos en unas horas. Al otro lado del valle del río Ibias, la Sierra de Degaña y sobre ella el Canieḷḷas.


Y al sur, lo que aún nos queda por hacer. El cordal que culmina en El Miro de Valdeprado.


Un par de panorámicas, una al norte, ...


... y otra al sur.


Foto de cumbre y ya que el día aguantaba nos vamos a por El Miro, así que a seguir ruta que aún quedaba mucho por hacer.


De momento pasamos sobre las lagunas de Fasguéu, hasta alcanzar el punto donde enlazaremos con la Sierra de El Miro.


Bajamos a la collada (1.884 m) e iniciamos el ascenso a la Fana del Coronxo, dejando a la izquierda el valle de Valdeprado que culmina en el puerto del mismo nombre.


Cumbre de la Fana del Coronxo (1.932 m), buen mirador sobre el Miro de Valdeprado.


Nuevas vistas sobre el valle de Valdeprado y al fondo las montañas de Ḷḷaciana.


Dejamos el Coronxo, bajando por una zona de ḷḷeira, pedrera, bastante incómoda y seguimos hasta el collado del Coronxo (1.829 m), en un tramo bastante tomado de escobero, donde la senda se pierde un tanto. Desde él queda un repecho de algo más de 150 m de desnivel que se hace duro.


Y por fin, cumbre en El Miro de Valdeprado (1.985 m), coronado por un buzón de cumbres, vértice geodésico y una imagen de la Virgen de las Nieves y seguramente el pico más guapo del día.


Justo bajo cumbre vemos el Pozo Ḷḷeiroso, ubicado en una cubeta de origen glaciar, es una lago de buen tamaño, con más de 130 m de longitud y que cuenta con multitud de leyendas sobre xanas, aquí llamadas ondinas que habitan sus aguas y osos albinos que merodean por las cercanías.


La Sierra del Miro aún sigue al sur hacia la cercana cumbre del Fuenfría, aunque este se quedará para otra ocasión.


Al oeste las vistas se abren sobre los Ancares, un mundo de lomas coronadas de brezo y profundos valles de densos bosques. Sobre ellos destacan las cumbres del Miravalles (izda) y de Peña Rogueira, el Teso Mular o La Moredina (dcha).


Al norte, la sierra que hemos venido recorriendo desde el Cornón de Busmor, en el centro y la Fana del Coronxo a la derecha. Sobre este, de nuevo aparece el Canieḷḷas.


Tirando de zoom, la Central Térmica de Compostilla y el Embalse de Bárcena, sobre el río Sil. Al fondo los montes Aquilanos.


Y lo que creo que sea Fabero y más allá Vega de Espinareda.


El día finalmente había ido mejorando, de manera que paramos un rato en cumbre a picar algo, mientras disfrutábamos de las vistas. Un par de panorámicas, una al oeste y norte, ...


...y otra al este y sur.


Por fin abandonamos la cumbre de El Miro y no íbamos a dejar pasar la oportunidad de tachar una nueva cumbre, la de la llamativa aguja de la Peña del Boquín.


Muy quebrada, exige apoyar puntualmente las manos durante el ascenso.


Pequeña y airosa. Muy guapa la cima de la Peña del Boquín, que además se convierte en el punto más alto de la jornada (1.986 m).


La cumbre se alza sobre las lagunas Bermeḷḷas, en la ladera que desciende hacia el valle de Valdeprado, surcado por el río homonimo y en cuyas márgenes vemos la braña de Susañe.



Descendemos de la Peña del Boquín y bordeando la cara norte de El Miro, enlazamos con la senda por la que hemos llegado hasta aquí, que recorremos ahora en sentido inverso, si bien cortando bajo la cumbre de la Fana del Coronxo por su cara occidental.


Toca remontar casi de nuevo hasta el Cornón de Busmor, que dejaremos ligeramente a nuestra izquierda. En realidad pasaremos por la cumbre del Alto del Portillón, a su derecha.


En la collada (1.915 m), damos vista otra vez al valle de Degaña. Justo por debajo del cordal se asientan las lagunas de Fasguéu, aún en terrenos del municipio de Páramo del Sil.



Una preciosidad de sitio. La laguna superior (1.775 m) tiene algo más de 100 m de longitud y se sitúa al pie de un ḷḷeirón, una pedrera. Se muestra un tanto poco escasa de agua, para las fechas en las que estamos.


En cambio la inferior (1.765 m), de unos 70 m de largo, está rebosando. De hecho está tan llena que nos complica bordearla por su izquierda, teniendo que pegarnos un poco con los escoberos.


Salimos de Fasguéu por la senda que desciende por el Vaḷḷe Fasguéu hacia el Puerto de Valdeprado, muy evidente en todo momento.



La senda baja hacia una vega en la que debemos estar atentos. En ella la senda de Valdeprado sigue bajando a la derecha, pero la nuestra, la que se dirige a Degaña, la cruza de frente, ascendiendo unos metros hacia el pie del pedrero que vemos en la foto.


En los primeros metros aparece poco evidente, pero está muy bien jitada (hitos). Poco después se aprecia ya muy bien, pues ha sido desbrozada hace unos años y aunque ya empieza a pedir un nuevo desbroce, la traza se conserva perfectamente transitable. Durante un tramo bajo por Los Cuḷḷandinos con dirección noreste, para luego girar a la izquierda y encarar en descenso por una marcada y pendiente vaguada, con Degaña ya al fondo.


La senda nos conduce a la amplia braña de La Veiga Bustieguas, cuando empezaban a aparecer nubes de tormenta en el cielo.


En la braña hay un nuevo refugio no guardado (1.208 m), también perfectamente mantenido y equipado, con mesas para comer y una estupenda fuente al lado, a la que nos dirigimos directamente a beber y cargar agua, pues la tarde se había vuelto sumamente calurosa.


Desde la braña continúa una buena pista que ha de conducirnos sin problemas a Degaña, cruzando el Monte Las Troitadas.



Cruzamos sobre el río Ibias y entramos en Degaña. No pasaremos mucho rato en el pueblo, pues enseguida lo dejamos, siguiendo las marcas del GR-203, que pasa frente a la Ermita de Degaña y tras cruzar nuevamente sobre el río Ibias, ...


... nos lleva a tomar por la pista que siguiendo el trazado del Camino Real de Degaña, baja todo a lo largo del valle de Degaña, siempre por la margen izquierda del Ibias. Nos quedan aún unos 4 Km de pista, pero se hacen llevaderos.


Pasamos junto al área recreativa de La Medal, con una nueva fuente y seguimos pista adelante.


El último tramo se hace por una estrecha carretera que nos sube de nuevo a El Reboḷḷal, accediendo al pueblo por el área recreativa de Los Molinos. El coche ya estaba cerca y en él cerraríamos esta preciosa y dura circular. Ya de camino a Cangas del Narcea nos alcanzaría la tormenta que habíamos visto prepararse toda la tarde. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

18 comentarios:

  1. Precioso reportaje Javier, vaya zona guapa.....un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego, si que lo es. Habrá nuevas visitas.
      Saludos

      Eliminar
  2. tan bien nos la describe y tan guapa nos la muestra, que da ganas de repetir

    ResponderEliminar
  3. Una maravilla de zona que cómo nos queda un poco a desmano nos cuesta visitar...pero cada día tomando conciencia de que merece la pena recorrerla. No os quedó cumbre sin coronar eh? Siempre un placer visualizar tus recorridos y descripciones. Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yendo con Angel es dificl saltarse alguhna cumbre, pero la verdad es que pese a la distancia y desnivel, fue una ruta muy llevadera. La zona pilla un poco lejos, pero no tanto como nos imaginamos. Volveré por allí a no mucho tardar.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que interesante circular!El otro día volviendo de los Ancares hablábamos precisamente de que nos faltaba esa zona y ahora vemos tu repor! Que poca agua en algunas lagunas.. parece agosto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa zona hay varias cumbres de esas que hay que hacer, si o si, así que animaros. Las lagunas no creas, es que la superior del Fasguéu yo creo que siempre está así, porque siempre que vi fotos de ella la veo igual. Drena a la de abajo, que esa si que estaba a rebosar.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Buenas! Lo que ponés como Alcornón de Busmori es en realidad el Alto Bigardón o Beigardón, es un error común en los mapas viene confuso pero en Degaña la gente siempre lo llamó así, por otro lado precioso reportaje de mis montañitas, un saludo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Joselu. Ya, lo del cambalache de nombres en esa zona ya lo se. Yo he sacado los nombres del mapa de Calecha, que me pareció que era el que mejor estaba. Desde luego, mucho mejor que el del IGN, que no da pie con bola. A mi también me dijeron que al Cornón de Busmor, en Degaña lo llamaban el Piquete las Planas ¿Te suena el nombre?. A ver si sabes decirme donde estaría ese y si realmente el Cornón de Busmor es en realidad el Alto Bigardón, porque Calecha le pone ese nombre, Alto Bigardón, al que está antes llegando desde el Trayecto.

      Eliminar
    2. Buenas! Si la verdad que no hay mucha unanimidad, yo me voy fiando más de los nombres que me dicen los mayores del pueblo, el Piquete las Planas, está siguiendo el teso que hay encima de unas peñas que hay en el valle de Piedrafita, entra como hacia el medio del valle de Degaña, ese pico es un buen mirador del valle, no se si me explicaría bien jajaj

      Eliminar
    3. Creo que ya se el que me dices. Lo dejamos a la izquierda y un poco por abajo cuando nos acercábamos al Cornón de Busmor/Alto Bigardón.

      Eliminar
  6. Buena pateada kilométrica y además lejana, yo la tendré que dejar para más adelante, demasiado tiempo a invertir para un día , de momento. Pero tiene muy buena pinta así que se tendrá en cuenta.
    Precioso repor Javier, una pena que el día no acompañará del todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pateada es buena, pero no creas que pilla tan lejos. Poco más de hora y media desde Oviedo. Más nos lleva ir a Sotres y ninguno dejamos de ir hasta allí varias veces al año, ¿verdad?. Es la costumbre, pero hay que empezar a cambiar el chip y dejarse caer más por esta zona, que es realmente guapa.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Me gustó mucho ver tu reportaje aunque esas tierras occidentales siempre me parecieron tristes. La deforestación es brutal y el bello brezo solo nos indica que allí ya no hay posibilidad de que crezca de nuevo el bosque. Gracias por tu ruta, ella nos recuerda todo lo que nos queda por hacer en esta Asturias. ¿Te lo imaginas lleno de bosques de robles?. La majadina y las lagunas, lo salvan. Fuerte abrazo. montañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Es verdad que son montes muy propensos a la cerilla. De hecho, la ladera de la sierra de Degaña, acababa de quemar, pero tienen su encanto. De todas formas en este recorrido la zona alta está a mucha altura, por encima de 1.600 m. Poco bosque crecerá a esa altura incluso sin "ayuda".
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Vaya xatada épica y espectacular que me perdí en una zona que no conozco y que veo me iba a gustar.
    Muy guapo el reportaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, una ruta de las guapas, guapas. Ya te avisaremos, que igual volvemos por la zona más pronto que tarde.

      Eliminar