sábado, 7 de diciembre de 2013

Sierra del Naranco: Peña Llampaya y Cueva del Agua

16/11/2013
Sierra del Naranco
Concejo de Oviedo (Asturias)

La previsión para este sábado era mala. Muy mala. La primera invernada del otoño. Tal es así que no había preparado ruta. Pero mira por donde, me levanto por la mañana y hace bueno. No solo eso. Hace un día de cojones (con perdón). Mecagüenlaleche. Tarde para hacer nada decente. La última previsión dan empeorando por la tarde. ¿Qué hacer?. ¿Dónde ir?. Bueno, una oportunidad perfecta para recorrer una circular que tenía en mente hace tiempo por la zona noroeste de la Sierra del Naranco, al lado mismo de casa.


Inicio/Fin: Cruce de Les Cabañes, en la carretera de El Violeu
Distancia: 12 km
Desnivel máximo: 300 m
Desnivel acumulado: 520 m
Tiempos: 3 y 1/2 horas


Subí el coche hasta el Boquerón de Brañes, pero en vez de dejarlo allí bajé por el Voileu, hasta el cruce con la carretera que accede a las casas de Les Cabañes, ya que así dejaría para el final el tramo más conocido de la ruta. Por si se me hacía tarde, ya que la idea era volver a comer a casa. Además, sobre todo se trataba de conocer este primer tramo hasta Ladines. Lo digo porque de otro modo, a mi me parece más “elegante” empezar la ruta en el Boquerón, donde además hay buen aparcamiento.


No hacia calor, aunque lucía el sol, con guapos contrastes en los primeros metros de la carretera de Les Cabañas, totalmente tapizada de hojas y oricios de castañes.


Bajo por la carretera hasta el pequeño grupo de casas que forma Les Cabañes, bastante empozadas, la verdad. No había venido nunca por aquí.


Sin llegar hasta las casas, en la curva inmediata antes de ellas, tomo a la derecha por una caleyina que sube con ligera pendiente.


La senda, muy marcada se dirige hacia el fondo de una vaguada en la que se conservan varias fincas bien cuidadas.


Vamos a ir bordeando las fincas, mientras la senda ira poco a poco girando hacia la izquierda.


Entramos en una zona muy sombría. A la derecha sube alguna senda que habrá que investigar otro día, por si permitiera un acceso directo hacia el Violeu o la zona de la Cueva del Agua (Unos meses más tarde bajaría por esta senda desde el Violéu. Es la ruta del segundo track que os dejo).





La senda sale del bosque y gana altura por medio de una ladera tapizada de cotolla, aunque el camino siempre es ancho y cómodo. Una vista atrás desde una pequeña colladina nos permite ver en el centro las casas de Les Cabañes de donde venimos y a la izquierda, arriba, las del Violeu, por donde bajaremos más tarde.


Nos dirigimos ahora a las casas de La Manzanal en el centro, con un llamativo depósito de aguas azul.


Así que desde la colladina, toca perder altura de nuevo por una ladera colonizada por la cotolla...


.. para luego internarnos en un bosque de castaños, donde aproveché para coger alrededor de un kilo de castañas. Menudo tamaño tenían.




La parte baja del bosque parece que está siendo sustituido por ocalito (eucalipto). Me pone enfermo. El extremo este de la Sierra del Naranco está destrozado por las canteras de Ensidesa y la cara norte ya no tiene arreglo por la presión urbanística y los puñeteros ocalitos, pero parece que ahora toca cargarse también el extremo noroeste, la única zona que se conservaba en buen estado en una sierra tan presionada, urbanizada y degradada.


Superamos un nuevo colladín y damos vista a las casas de La Manzanal. Es un rincón precioso, en una pequeña vega, muy protegida y con unas fincas increíblemente trabajadas y cuidadas.


Pero de nuevo, sin llegar a las casas, tomo por una buena caleya que sube a la derecha, bordeando las fincas.


Traspasamos así un collado, uno más y damos vista a toda la zona que se abre al norte de la sierra, a la zona de Brañes, con su cantera y más allá del río Nora, a Llanera.


A partir de aquí entramos en un nuevo bosque de castaño y roble principalmente. Uno de los tramos más guapos de todo el recorrido. La senda es, como digo, en todo momento muy cómoda y sin embargo, a la vez, da la sensación de que por aquí viene muy poca gente.


De vez en cuando vemos marcas de pintura de lo que parecen ser señales de alguna carrera. No me parece que la del Asturcón pase por aquí, pero alguna más habrá.


Pasaremos junto a una plantación de castaños y lo que me pareció roble americano. Una buena finca perfectamente plantada.


Damos vista al extremo norte de la sierra, la zona más escarpada y donde asoma la caliza. Por allí se esconden varios manantiales importantes.  Aquí la senda hace un zig zag perdiendo altura. Dejaremos un marcado camino a nuestra derecha para bajar por dichas revueltas.


Salimos así a una pista por la que en pocos metros alcanzaremos un cruce con un poste indicativo. A La Manzanal, de donde venimos, a Ajuyán, a la izquierda y a Ladines a la derecha. Este último es nuestro camino.


Vamos a atravesar ahora otro tramo precioso, por medio de un bosque principalmente de castaño, con alguno de los rincones más guapos de todo el circuito. Se trata de una pista que corta la ladera horizontalmente dirigiéndose directamente al pueblo de Ladines.


Buenos ejemplares por aquí.



Ya cerca de Ladines salimos del bosque y vemos las caídas hacia el norte de la sierra, con el grupo de casas de Lindalorio, en el centro de la foto y las de Folgueres, en la collada que se ve al fondo. Desde uno y otro pueblo podríamos dejarnos caer a la izquierda, hacia el Centro Ecuestre del Asturcón, a la orilla del río Nora, por guapos senderos. Esos para otra entrada en el blog.


Seguimos hacia Ladines y cruzamos por entre sus casas, para tomar la senda balizada ya desde aquí, que nos conduce a la cumbre del Pico Paisano, la máxima altitud de la sierra.


Buena caleya en todo este tramo, que sube con fuerte pendiente.


Por fin, tras bordear un par de fincas que se abren en el fondo de la vaguada por la que sube la senda, salimos a la Pista del Periurbano, que tomo en dirección a Puente Gallegos, dejando el Pico Paisano a mi espalda. Una vista a la vaguada por donde acabamos de subir. Por cierto, que la descripción competa de la ruta de la Pista del Periurbano, el PR.AS-239, la tenéis en el blog AQUI.


Aquí me despisto. La idea era haber dejado la pista del periurbano poco después de haberlo tomado y coger por una senda que cruza toda esa zona de cotolla que se ve en la foto, para aproximarme por ahí a la zona del Boquerón, pero, pensando en mis cosas, cuando me doy cuenta ya he dejado la senda muy atrás.


Pues nada. Periurbano adelante. En dirección a Peña Llampaya, la última cota que se ve en la siguiente foto, cuando el día, por cierto, había cambiado drásticamente, cubriéndose de nubes a toda velocidad.


Se sigue la pista hasta un cruce en el que tomamos una senda que, a la izquierda, y tras "crestear" por lo alto de la loma, nos aúpa a lo más alto de Peña Llampaya, seguramente la cumbre más "montañera" de la Sierra del Naranco, con buzón, cruz de cumbre y una preciosa vista de Oviedo.


Las nubes cubriendo el cielo ya totalmente y amenazando lluvia. Debajo el extremo oeste de Oviedo.


Una vista sobre la Sierra del Aramo, que presentaba las primeras nieves de la temporada. Pena de nubes que se habían metido, tapando la zona alta.


Y al otro lado, la alargada vaguada que forma la zona de Los Pozones, porque eso es, una serie de pozos, de jous, que conforman el valle. En ellos se esconden varias cuevas. Hoy visitaría una de ellas.


Bajo de Peña Llampaya por la vertiente contraria a por donde subí, para acabar saliendo de nuevo a la Pista del Periurbano.


Continúo por la pista hasta salir a la carretera de Brañes y la sigo unos metros por el arcén por el que continúa la Pista del Periurbano hasta un punto donde me salgo, tomando por una senda que baja a la derecha. (A partir de este punto, os intercalo fotos de otro día en que visité la zona con más y mejor luz).


Se trata de seguir lo que en tiempos debió ser un buen camino carretero que va pasando al lado de diversas fincas, con tendencia a perder altura.


En un momento dado, junto a la última finca podemos seguir por el camino que llevamos o tomar una senda a la derecha. Al final el resultado será el mismo. Desde esta tendremos una buena vista de la vega de Los Pozones, con Peña Llampaya al fondo.


Si seguimos el camino que llevamos, más abajo lo dejaremos para tomar otra senda a la derecha que parece volver hacia atrás. En realidad baja al fondo de otro de esos "pozones", en medio de un espeso bosque. Allí se unirá con la senda que os comentaba que podíamos haber tomado más arriba.



A partir de aquí la senda pierde entidad, aunque sigue siendo perfectamente visible en todo momento. Otro bosque precioso este tramo. Por aquí tengo que volver, para intentar localizar la Cueva de Los Melandros, que ya van dos veces que vengo y no doy con ella.


Seguimos bajando y cuando la senda cruza a la izquierda, dejando lo que parece el fondo del jou a la derecha, tendremos que buscar una senda (hay varias) que nos permiten bajar hasta él. Y es que en su fondo se abre la Cueva del Agua.


La Cueva del Agua es una espectacular, por lo inesperado, entalladura en la mole caliza que conforma el valle.


Es una oquedad grande, aunque sin demasiado fondo, en la que se sume un pequeño arroyo. De ahí el nombre. Desconozco si hay manera de internarse mucho más en ella, aunque no se ven grandes galerías.




Regreso a la senda por la que llegué hasta aquí y continuo por ella. La senda se interna en un bosque de castaños amplio, limpio y despejado. Precioso de recorrer.


Las sendas en este tramo se multiplican y podemos tomar por la que más nos apetezca. La idea es seguir un poco más valle abajo para luego ganar algo de altura hacia la izquierda, a la mano por la que baja la carretera de Brañes.


Por cierto, que esta zona está cosida a estructuras para BTT o motos. Pasarelas, rampas, ... aún cuando el suelo del bosque no se ve demasiado machacado.



Como digo al final tendremos que subir unos metros a tomar un marcado camino que por la zona alta del bosque nos conducirá, con un par de revueltas a la carretera de Brañes, muy cerca del punto donde la Pista del Periurbano la deja, para iniciar su descenso a Puente Gallegos.


Ya en la carretera, solo tenemos que seguir por ella, pasando por las casas del Violeu, en dirección Brañes.


Bajo las duras rampas del Violeu hasta el punto donde había dejado el coche, con la vista puesta en parte de la sierra que acabo de recorrer.


Habrá que volver otro día a intentar nuevamente dar con la Cueva de Los Melandros. Pero eso, .. para otro día. Os dejo el track.



NOTA:  En febrero de 2015 un buen grupo de amigos, realizamos de nuevo este itinerario como pequeño homenaje a nuestro compañero Santos, gran conocedor y enamorado de la Sierra del Naranco, fallecido unos meses atrás. La ruta fue practicamente igual, con la salvedad de que en esta ocasión la iniciamos en el Boquerón de Brañes, además de alargarla para visitar los Pozos de la Nieve del Pevidal y recorrer una senda que desde El Violeu nos saca directos al camino de La Manzanal, ahorrándonos el tramo de carretera entre El Voielu y Les Cabañes. Os dejo este segundo track.



Un saludo
Cienfuegos

23 comentarios:

  1. Perguapes semeyes y mui interesante percorríu. Anque fai dalgunos años patié un pocu nel entornu la Cueva l'Agua y prestárame. Habrá que volver a facelo. Gracies por enseñamos esta posibilidá.
    Un saludu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arturo, ye un paseo, pero pa la xente d´Uvieu ye un paseo al llau de casa y bien prestosu, que además nun ye lo típico pol Naranco. Un saludu

      Eliminar
  2. Que ruta mas guay para una salida al lado mismo de casa, conozco parte de ella , pero la Cueva del Agua aun esta pendiente. asi que te copio y cualquier dia, en una expres de algun domingo por la mañana habra que conocerla.
    Un Saludo.y muy wapo reportaje como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues solo puedo animaros a conocer la Cueva del Agua. el sitio merece la pena.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Cuantu juegu da el Naranco, lástima de la presión que ejercemos sobre él. Y esa Cueva del Agua!!! Siempre digo que tengo que darme una vuelta por ahí, pero no hay manera, nunca encuentro el momento.
    Las fotos muy guapas.
    Un saludo Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monchu, el Naranco da mucho juego, lo que pasa que no solemos dedicarle demasiado tiempo, pero para perder un rato, como fue este día, es perfecto a poco que nos propongamos salirnos de las zonas habituales.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Hola, Cienfuegos. Me llamo Herminio y soy asiduo lector de este estupendo blog, en el que encuentro con frecuencia ideas para mis escapadas senderistas. Gracias por ello y enhorabuena por un trabajo tan bien ejecutado. El día 11 de diciembre llegué a la Cueva del Agua, en parte siguiendo tus indicaciones, en parte por intuición, ayudada por el hecho de que la gruta está en el fondo de una marcada dolina y casi no tiene pérdida. Otra cosa distinta ocurre con la Cueva de los Melandros, que traté de encontrar el día 14, siguiendo el mapa del SIGPA con referencia C-E05000280706, que incluye la zona de las cuevas. Peiné la zona sin éxito, sobre todo la dolina de El Pozón, en la que tú ya has estado buscando infructuosamente. Empiezo a pensar que la tal cueva es una leyenda rural, pero no me rindo. Seguiré intentándolo, y si tengo éxito, insertaré la descripción oportuna en esta entrada de tu blog. Cordiales saludos y éxito total en tus incursiones senderistas y montañeras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Herminio, muchas gracias por el comentario y me alegro que la entrada te animara a conocer la Cueva del Agua. Hace un par de meses me acerqué por primera vez hasta ella y muy cerca de allí me encontré con un paisano, habitual del Naranco, que me dijo que la Cueva de los Melandros "la había dejado un poco más arriba". El parecía saber muy bien su localización. Pensé que sería fácil dar con ella, pero después ya volví precisamente queriendo dar con ella y no fue tan fácil. Intentaré volver por la zona con tiempo. Los planos del Plan del Parque Periurbano del Naranco la sitúan solo unos metros por encima de la Cueva del Agua aunque en el jou inmediatamente encima de ésta no conseguí ver nada. Miraré en la zona baja de la vega de los Pozones, por si estuviera por allí. Si consigues dar con ella, te agradeceré cualquier detalle. El Naranco es una zona que me gusta mucho y siempre me apetece conocer sitios o cosas nuevas de esa sierra.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Bonita, pero bien bonita Javier, que chulada, que fotazas, esa si que es para disfrutarla yo. Me ha gustado mucho, me la apunto.
    Nuestro abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grqacias Sara, si alguna vez te acercas por Oviedo y quieres darte un paseo por el Naranco , .. ya sabes.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Cienfuegos, creo que dí con la famosa Cueva de los Melandros. Hoy, tras una mañana peinando palmo a palmo las pequeñas estribaciones calizas de la zona de la Vega de los Pozones más cercana a la Cueva del Agua, y el "jou" asímismo denominado "El Pozón" en el mapa del SITPA-IDEA que te mencioné anteriormente, ubicado junto a la Vega hacia el lado de la mencionada cueva, y todo ello sin el menor resultado, decidí abrir la perspectiva, y explorar la zona posterior a la Cueva del Agua, en lugar de seguir las indicaciones de los mapas del Periurbano y del IOGREA; además, me iba dando vueltas el comentario que te hizo el paisano habitual del Naranco, de que "la habías dejado un poco más arriba".
    Cuando me encontraba en la zona de las estructuras de entrenamiento de BTT o motos trialeras, ya cerca de un prado cercano a las casas del Violeo que se divisa desde la parte superior de la dolina de la Cueva del Agua, aproximadamente 200 m más allá de esta última en dirección El Violeo, la vi, en mitad de un acantilado calizo que cae sobre el prado. Es una cueva de boca aproximadamente redonda, de unos 3 o 4 m de diámetro, y que da sensación de profundidad, como si tras el vestíbulo hubiese un pozo o, al menos, una galería de cierta importancia. Subí, por un talud muy pindio compuesto por derrubios del acantilado y tierra, y tomado por una vegetación muy densa compuesta sobre todo de avellanos y espineras, hasta unos dos o tres metros de la boca. Ahí tuve que pararme porque la maleza, muy densa, me impidió seguir avanzando. La frustración consiguiente, para qué contarla.
    Si es realmente la Cueva de los Melandros, y tiene que serlo por fuerza, porque puedo garantizar que en la zona que señalan los mapas no hay ni rastro de cueva alguna, los mapas la ubican bastante descolocada. La única otra posibilidad, absurda y por lo tanto, automáticamente descartable, es que ésta sea la Cueva del Agua y la que teníamos por ésta, la de Los Melandros. Esto no se tiene en pié, claro.
    Si quieres que te mande fotos, las pocas que saqué, y no muy buenas porque llevo una compacta, dame una dirección de e-mail. Y te pido disculpas por el tamaño de la entrada, pero no podía describírtela con menos literatura. Cordiales saludos y espero que pronto te animes a visitarla, si es que te deja la maleza. Tú tienes más recursos y veteranía que yo en estas lides. Si lo haces, suerte, y quedo a tu disposición para cualquier aclaración o para lo que estimes conveniente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las indicaciones Herminio. No se muy bien si setrá esa o no. Tengo en mente vovler oro día por la tarde o una mañana para intentar dar con ella. miraré la que me acabas de indicar y otro par de sitios que tienen buena pinta. Si doy con ella, pondré una reseñá aqui mismo.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Hoy mismo hicimos esta ruta y... sorprendidos estamos¡¡¡ nunca me había imaginado los caminos tan guapos que hay en el Naranco. Después de mucho tiempo sin poder salir de monte, estos paseos al lado de casa son preciosos para empezar de nuevo poco a poco.

    Gracias por compartir estas rutas (Los "tracks" facilitan mucho).

    Un Saludo, Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio, me alegro de que os animarais a realizar la ruta. La verdad es que el Naranco es un gran desconocido, ya que solo se suele pasear por las zonas más habituales y en cambio todavía guarda muchos rincones preciosos y, al lado de casa.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Hola Cienfuegos, me llamo Rafael, acabo de visitar la cueva del Agua, el entorno es paradisiaco y la cueva muy bonita, pero me asalta una duda ¿la cueva del Agua y el Boqueron de Brañes son lo mismo? llevo años intentando encontrar el Boqueron y a lo más que he llegado es a la del Agua, te agradecería me lo aclarases y si realmente hay un Boqueron me indicaras como encontrarlo
    un saludos, muchas gracias y mi enhorabuena por tu blog, es magnífico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Obdulio. Siento que no voy a poder ayudarte demasiado ya que yo tengo la misma duda. Hace años un paisano me comentó las cuevas del Naranco y él diferenciaba la del Agua, la de los Melandros y la del Boqueron, todas ellas en esa zona, pero nunca más di con alguien que me supiera decir donde estaba la del Boquerón o si era alguna de las otras dos. La de los Melandros tampoco conseguí dar con ella, aunque hay quien me dijo que estaba totalmente invadida de maleza la entrada, aunque luego la cueva tendría alguna formación guapa en su interior. De la del Boquerón, nada más. Si alguna vez me entero, os lo contaré aquí con una entrada sobre su visita.
      Saludos

      Eliminar
  9. hola Cienfuegos, soy otra vez Rafael (lo de Obdulio es una larga historia que no viene al caso) he conseguido contactar con dos conocidos, ya talluditos que conocían el Boqueron de Brañes de antiguo por sus correrias juveniles, son de ciudad Naranco y Vallobin, y ese lugar era muy querencioso para los chavales de aquella época. Pues bien ambos coinciden en que La Cueva del Agua es el Boqueron, sin ninguna duda, lo que ha cambiado es que antes era visitable, pero a raiz de problemas que hubo con la gente que lo frecuentaba, que tenian todo lo que no hay que tener( inconsciencia, arrojo y falta de preparación,etc.) pero carecían experiencia y mínimos conocimientos, las autoridades ordenaron tapiarlo (me consta de fuente infalible), lo que me extraña es que in situ no se ve claro la mano del hombre en su cierre y mucho menos que el lugar no es ni mucho menos accesible a maquinaria y medios para ello, pero en fin así me lo han confirmado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rafael, pues me llama la atención lo que me dices porque precisamente hará un par de semanas, hablando con dos compañeros de mi grupo de montaña, ya mayorucos, durante una ruta por el Naranco, me comentaron que en la zona había tres cuevas, la del Agua, la de los Melandros y el Boquerón e incluso me dieron unas indicaciones de donde estaba ésta, bastante más arriba que la del Agua. Aún no pude acercarme por allí, pero tenía pensado hacerlo en breve. Si consiguera aclarar el entuerto no dudes que lo comentaré aquí.
      Gracias de todas formas y un saludo

      Eliminar
  10. Hola Cienfuegos: me llamo Ángel (Ángel Durán en Wikiloc). El pasado miércoles, 7 de junio, decidí acercarme a la Cueva del Agua. Dejé el coche en la zona de aparcamiento del Boquerón de Brañes. Intenté acceder a ella desde las dos sendas que salen a mano derecha de la carretera de Brañes/PR AS-239, una a escasos 200 metros del aparcamiento y otra 1 km más adelante. Ambas sendas están destrozadas por lo que supongo es una actividad de tala de eucaliptos (vi un remolque con troncos y pude oír el sonido una motosierra). Ambas sendas están "labradas" por una profunda marca doble de un vehículo (¿oruga?) y llenas de restos de vegetación. Por la primera senda solo pude avanzar unos 200 metros hasta encontrar un lodazal, infranqueable para mi. Por la segunda, caminé unos 250 metros hasta llegar a un punto en que la senda se pierde entre ramas cortadas y restos de vegetación; ni rastro de peraltes ni rampas de BTT. Por lo que vi, creo que estas dos sendas, desgraciadamente, no son ni la sombra de las que describiste en este blog y la correspondiente ruta de Wikiloc.
    Saludos y muchas gracias por las descripciones y los "tracks" de tus rutas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, no es nada nuevo en un monte tan castigado y maltratado como es el Naranco. Una pena no solo por el destrozo de las pistas, sino porque me imagino que habrán talado gran parte del bosque de los Pozones en el que había ocalito, pero también mucho castaño, que es a por lo que van. A ver si en una temporada, para darles tiempo a acabar, me doy una vuelta por allí a ver como quedó awquello. solo espero que no hayan jodido el entorno de la Cueva, que por otro lado, es un bien catalogado e inventariado del Parque Periurbano del Naranco, pero eso parece que solo vala para rellenar papel.
      Gracias por el comentario y un saludo

      Eliminar
  11. Hola: parece que la actividad de tala había finalizado y ayer, domingo, me acerque a la Cueva del Agua. Me tomo la libertad de comentarte mis impresiones. Me alegra poder decirte que al menos la zona baja de la senda y el entorno de la Cueva están intactos y que los daños se concentran en las zonas iniciales de los dos extremos de la senda cerca de la PR AS-239/carretera Ules-Brañes. Los primeros 500 metros de la senda de entrada (la más cercana al Boquerón de Brañes) y unos 250 metros de la senda de salida, tienen un aspecto infame por las rodadas de los vehículos que han extraído los trocos. En el extremo de estos dos tramos hay sendas zonas de tala; en el primero está a un lado de la misma y en el segundo afecta a la propia senda. Hay, además, dos zonas de tala que están al borde de la PR AS-239/carretera Ules-Brañes. Te mando el enlace a la ruta que he colgado en Wikiloc, por si quieres echarle un vistazo.
    https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=18781216
    Saludos y muchas gracias, de nuevo, por las descripciones y los “tracks” de tus rutas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Perdona que no te contestara antes. Estamos de vacaciones y apenas entro al blog. Las fotos muestran muy bien como están dejando la zona. Una pena.
      Un saludo

      Eliminar
  12. Hola de nuevo: he vuelto esta mañana a la zona y todavía sigue la actividad de tala.

    ResponderEliminar