martes, 2 de enero de 2018

Fotografías 2018

Nubes de tormenta sobre la Mostayal.
Y la primavera, que no acaba de llegar.


No es la Sierra de Pigüeña un lugar muy visitado por los montañeros.
Si a eso le unes la posibilidad de recorrer sus hayedos entre las nieblas de una fría mañana de invierno, la sensación es de las dejan un precioso y duradero recuerdo.

Pocas cosas impresionan tanto como el rugido del agua en el interior de una cueva.
Brotando del interior de la tierra.
Pugnando por ver la luz.

Demasiados años sin visitar los Albos.
De este no pasa. 
"Tojuroporsnoopytía"

Discordante. Ni verde, ni roja. Amarilla.
Ni en el árbol, ni en el suelo. Flotando.
Así me siento yo a veces. Discordante.

Multitud. De las que invitan al sosiego y la contemplación. 
Ojalá las de los centros comerciales fueran así.

Caminos que se dibujan en el cielo.
Y otros caminos, no menos vertiginosos, los que descubrimos en la peña.

 
Un nuevo año que empieza. 365 impolutos días llenos de posibilidades.
No todos cumplirán las expectativas, pero habrá que intentar que sean el máximo posible.
¡Feliz año nuevo!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario