domingo, 7 de mayo de 2017

El Mocoso y las Lagunas del Páramo

22/04/2017
Sierra del Páramo
Concejo de Somiedo (Asturias)

Había pasado todo el invierno con la idea de ascender al Mocoso en raquetas y me quedé con las ganas. Poca nieve y menos oportunidades. Así que cambié de planes y decidí dejarlo para principios de primavera y visitar las Lagunas del Páramo, que aún no conocía, coincidiendo con la época que tuvieran más agua y cuando aún no hubiera subido el ganado, para pillarlas en su mejor momento. Previamente haríamos el ascenso al Mocoso siguiendo toda la cuerda de la sierra tal y como nos recomienda Victor "Orbayu" en su libro "Somiedo, entre osos, brañas y pastores".

Inicio/Fin: La Peral
Distancia: 16,5 Km
Desnivel máximo: 675 m
Desnivel positivo acumulado: 975 m
Tiempos: 7 y 1/2 horas


Hasta La Peral nos fuimos Santi, Adela y yo, dejando el coche en el aparcamiento que han habilitado bajo el pueblo. Subimos hasta él y lo visitamos con calma, disfrutando de los teitos que aún se conservan y las cuidadas casas, alguna arreglada para turismo rural.


Subimos hasta las últimas casas y pasando sobre ellas alcanzamos el colladín donde se localiza el depósito de aguas y desde donde vemos la primera parte de la cuerda que vamos a recorrer en dirección a Los Pacharones.


También en él damos vista a la vertiente contraria, por donde sube la carretera del puerto, con la Pena Gúa y el Pico Alto enfrente.


Acometemos el ascenso a Los Pacharones por un marcado sendero que serpentéa por entre las peñas que defienden la ladera y el matorral que la puebla.


Una vez alcanzado el filo del cordal, la progresión será mucho más sencilla, ya que éste se muestra limpio de vegetación.


La Peral va quedando abajo. Tras ella el alto del Puerto de Somiedo.


Y una buena vista del valle de La Peral con la profunda cárcava que ha ido excavando el arroyo del Trabanco en su fondo. A la derecha ya vemos perfectamente la silueta de la Penouta.


Pasamos por Los Pacharones, una primera cota en el cordal, en la que se abre una alfombrada vaguada por la que resulta cómodo ascender. Al fondo a la izquierda La Salgada.


Toca ahora perder unos metros hasta el collado en el que culmina la vallina Los Pacentes (izda) para acometer a continuación el ascenso a La Gata.


El collado enmarca la preciosa crestería de La Penouta.


Poco después ya asoma el Cornón a la derecha de La Penouta.


Ascendemos justo por el filo de la Sierra de La Gata que hace de límite con la zona de uso restringido de su cara norte, que cae hacia la braña Chaneces.


Alcanzamos la cumbre de La Gata, cercada por una alambrada y lo que parecen restos de viejas trincheras. Desde ella vemos lo que nos queda al Mocoso y abajo, a la derecha, la braña de Fuexu asentada en una planicie por encima de una marcada foz. Al fondo a la derecha aparece La Pola de Somiedo.


Desde La Gata toca perder de nuevo unos cuantos metros hasta las Cuḷḷadas del Fuexu cuando ya podemos ver la cabecera del valle del Trabanco entre La Penouta (izda), las Peñas del Nuncio (dcha) y el Cornón (fondo).


Aunque parezca estar cerca desde las Cuḷḷadas del Fuexu debemos superar unos 350 m a cumbre por las Campas del Mocoso, por lo que conviene tomárselo con calma.


A nuestra derecha en todo momento la braña del Fuexu.


Y a nuestra izquierda las emblemáticas cumbres del alto Somiedo.


La Penouta y su cresterío.


Las Fanas del Fuexu que caen hacia la braña del mismo nombre, con la cumbre de La Gata ya muy atrás.


Y lo que queda por delante.


Una nueva vista ya casi coronando, de toda la sierra recorrido.


Pero todo se acaba, incluso el ascenso al Mocoso, y desde manera alcanzamos su cima, coronada por un buzón que enmarca las vistas hacia el valle del río Somiedo, en cuyo centro destaca la cumbre de la Bustariega. A la derecha, la agreste cima del Gurugú.


Al lado contrario, tras mis compañeros llegando a cumbre, el alto del Puerto de las Zereizales, con el Cogoḷḷu Ceboḷḷedo a su derecha.


Las vistas hacia el interior de Asturias no eran demasiado claras por el humo de los numerosos incendios de aquellos días. En cambio hacia la cordillera y cumbres cercanas eran perfectas. Os dejo algunas, como esta hacia el Macizo de Ubiña y Pena Orniz, con Penachana en el centro.


Más cerca. Ubiña y Orniz, por detrás de Penachana.


El Michu y Peña Negra. Al fondo del todo, la Sierra del Aramo.


Hacia Cangas del Narcea, Cueto Arbas, sobre el Puerto Leitariegos.


Las amplias vegas que culminan en el collado Enfestieḷḷa, con las cumbres de La Penouta y el Cornón.


Una vista general hacia la cordillera y todo el cordal que hemos venido ascendiendo.


El Puerto de Somiedo.


Era llamativa la falta de nieve en las cumbres, dadas las fechas. Hacia donde más nieve se veía era hacia la zona de Babia.


Al otro lado del valle de Somiedo y tirando de zoom, la braña de Mumián.


Pero a donde teníamos que mirar era hacia la Sierra del Páramo que desde la cumbre se prolonga hacia el noroeste y que tendríamos que recorrer en toda su longitud para poder visitar sus lagunas.


Paramos a picar algo en cumbre y luego foto del "Equipo Naranja" y a seguir ruta.


Bajamos del Mocoso dirigiéndonos hacia la cercana cumbre del Alto la Cogoḷḷa, recorriendo la cresta jalonada por una vieja alambrada. La visión del Mocoso desde este lado se muestra mucho más agreste.


Desde el Alto la Cogoḷḷa iniciamos un prolongado descenso por la zona alta de la Sierra del Páramo. Desde aquí ya vemos las primeras lagunas. En la sierra se localizan una media docena, de las que cuatro son de mayor tamaño, pasando dos de ellas de los 100 m de diámetro.


De momento dejamos las dos primeras a nuestra izquierda, ya que recorremos la sierra por arriba. Estas las visitaremos a la vuelta. Al otro lado del valle del Pigüeña, el Cogoḷḷu Ceboḷḷedo y el Cabril.


De momento coronamos el Alto del Miru, punto más elevado de la sierra y donde se localiza el solitario Chozo del Miru. Toda esa zona alta de la sierra es propiedad de los vecinos de Pola de Somiedo.


La sierra se muestra muy invadida por brezo y sobre todo por escobero, lo que la hace incomoda de recorrer, debiendo buscar los senderos que la atraviesan, ya que de otro modo se complicaría mucho su andar.


Bajamos hasta la primera laguna - en realidad la tercera. Es una de las grandes, circular, de unos 100 m de diámetro, aunque en la foto da la impresión de ser bastante más pequeña. Se trata de la Ḷḷaguna Redonda o Pozo Redondo.



Después continuamos hasta el extremo de la sierra, donde se localiza el Ḷḷáu Cabeiro o Pozo La Peneira, la mayor de todas, de unos 120 m de parte a parte y a la que le damos la vuelta.



Estaba lleno de estas.


Después regresamos por la vertiente del Pigüeña, pasando justo bajo la Ḷḷaguna Redonda.


Y es que justo en el punto de desague de esta laguna arranca el sendero que permitiría el descenso por Piornal Pateso, el Formigueiru y el Chanu L´Arroxo a la braña de la Pornacal, en el fondo del valle del Pigüeña, que desde aquí vemos con claridad.


Continuamos a media ladera, un poco por debajo de la meseta que forma la Sierra del Páramo en su cumbrera, atravesando "campos" de floridos brezos.


Tirando de zoom vemos Brañaviecha o braña los Cuartos.


Y la cascada que forma un incipiente río Pigüeña.



El marcado sendero pasa sobre buenos cortados que caen hacia el fondo del valle que desciende hacia Viḷḷar de Vildas.


Bajo nosotros la braña La Pornacal.


Alcanzamos una nueva laguna. Se trata del Ḷḷamazu o Pozo de moscar las vacas, como la denominan genéricamente en Perlunes, con el Mocoso al fondo.


Buen mirador de la zona alta del valle del Pigüeña, el Ḷḷamazu.


Junto a la laguna hacemos un alto para comer a la sombra de los escoberos. Incluso para un amago de "pigazu" dió.


Después seguimos ruta. Para abandonar la Sierra del Páramo debemos dirigirnos al hombro, despejado de vegetación, que se aprecia al fondo en la cresta sur del Alto la Cogoḷḷa y que se denomina el Cuḷḷadín, justo a la izquierda de La Penouta, que volvemos a ver.



Alcanzamos la que será la última laguna, Ḷḷaguna Seca.



Una vez superemos el Cuḷḷadín, volveremos a dar vista al valle del Trabando y al largo descenso que nos separa aún de La Peral, dejando a la derecha la amplia collada de Esfistieḷḷa.


Dejamos atrás la zona de El Rozu, con algunos abedules y descendemos hacia la amplia vega de Las Machadas, con cercado para el ganado y buena fuente en la que echaríamos un trago...


... aunque estaba concurrida y hubo que hacerse hueco. Bien se veía que el día estaba siendo de bastante calor.


Desde Las Machadas desciende ya una buena pista hormigonada, que nosostros evitamos bajando por las fincas de El Covaḷḷo y Los Campones para evitar la dureza de su firme.



El último tramo es llano mientras pasamos entre las fincas de Las Mouricas con algún teito aún en buen estado,...


... como este que cuenta con una placa en la que se recoge la visita a estas tierras del entonces Principe de Asturias.


Ya solo quedaba cruzar de nuevo La Peral y bajar hasta el coche para, tras el cambio de ropa, seguir a La Pola de Somiedo, donde tomaríamos la correspondiente cerveza. Os dejo el track.

Powered by Wikiloc

Un saludo
Cienfuegos

18 comentarios:

  1. Una muy bonita ruta. La idea de ir hasta el Mocoso cresteando, todo un acierto.
    Hoy he podido contemplar, lo que no pude ver yo, cuando la hice hasta las lagunas. Lo unico que hice fue coger una gran mojadura de pies.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea - casi la exigencia - de ir por la cresta, me la dió Victor y para mi qe es todo un acierto. Ya conocía la subida normal y esta es mucho más amena.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Precioso reportaje Javier, que guapa la zona de las lagunas, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Las lagunas son muy guapes. Merecen la pena.
      Saludos

      Eliminar
  3. Siempre hemos querido dejar el Mocoso para el invierno, dado que nos parecía un pico apropiado para hacer con nieve, pero ahora después de ver tú repor y la zona de las lagunas, ampliamos nuevas espectativas. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues os paso lo mismo que a mi. Como ya lo conocía de hace años, se me apetece en invierno, pero es que este año no hubo opción, asi que,....
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Guapísima ruta y fantástico Somiedo. Divinos los naranjitos! Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, je, los naranjitos si lo hacemos queriendo, no nos sale.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Ruton. Los brezales están espectaculares.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los brezos, estaban preciosos. Como para no parar de tirarles fotos.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Ruta chula de las de verdad! Fue una de nuestras últimas rutas del 2016, aunque nosotros subimos algo más por pista, y me pareció de las más guapas del año. La zona de las lagunas, es impresionante.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te comenté, había revisado vuestra ruta, pero Victor me animó a subir por la cresta y la verdad es que es un acierto. Resulta mucho más guapo que hacerlo por la pista hasta las Machadas y el desnivel tampoco se dispara tanto. Las lagunas son un paraje muy guapo.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Cada reportaje tuyo nos quita la idea que teníamos para el próximo finde de salida, y es que está también es una chulada así que un día de estos te la copiaremos, Que brañas tiene Somiedo y además esas lagunas, lo dicho copiada para pronto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. juas, bieno, para eso estamos, ¿no?, para dar ideas. Esta te aseguro que el momento bueno de hacerla es ahora. Más adelante, en verano, las lagunas estarán con poca agua y con el ganado metido en llenas, de manera que será un fangal. Además está el brezo que se sale.
      Ya me dirás. O ya veré lo que hicisteis.
      Saludos

      Eliminar
  8. Uims Javier, de verdad que me pongo atacada de ansiedad por tanto que hay que recorrer,necesitamos cuatro vidas para caminar por estos bellos parajes...pero como eso no va a ser posible, entre los que recorremos y los que visitamos a través de las imágenes de otros compis que recorréis rincones magníficos ¡¡me conformaré, qué remedio!! jajajaja. preciosa entrada, muy muy bonita, con fotos espectaculares.
    Mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Sara. Ni en dos vidas. Por eso viajamos unos a través de las imágenes de los otros. Para consolarnos, jha, ja.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Pues otra ruta que va al cajón de "pendientes", a esas lagunas pensaba subir pero desde la Braña de la Pornacal, siempre me ha echado para atrás lo "tomados" que están los caminos (odio las escobas), esta ruta aunque bastante larga, parece cómoda.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haber hay senda que sube desde La Pornacal, pero es verdad que toda la ladera está muy tomada de escobero y como no des con ellas, puedes morir en el intento. Fíjate que yo tengo marcado en el track el punto donde se toma esa senda arriba, junto a una de las lagunas. Siempre podrías hacerlo subiendo por el valle y bajando por ahí, que es mejor de dar con la senda de arriba a abajo qjue al revés.
      Saludos

      Eliminar