martes, 8 de abril de 2014

Picos Cueto y Llan de Cubel desde Brañaseca

30/03/2014
Sierra de los Vientos y Sierra del Pumar
Concejos de Cudillero y Pravia (Asturias)

En esta ocasión recorrería una zona que suelo frecuentar poco. La de las sierras costeras del occidente. En principio no es una zona que me llame mucho la atención, pero hay que intentar conocer un poco de todo y para eso, el tirar de los "techos" de los concejos, siempre ayuda. Le da un aliciente más. En esta ocasión la idea era visitar los techos de Cudillero y Pravia, recorriendo unas sierras de las que sabía que iban a estar cosidas a eólicos y pistas, pero las buenas vistas que ofrece el Llan de Cubel, animaba a obviar dichos inconvenientes. Eso, el recorrer alguna de las brañas vaqueiras de la zona y el poder decir que estuviste en el pico que dió nombre al legendario grupo de música folk asturiano.


Inicio/Fin: Brañaseca. En soto de Luiña coger la AS-222 dirección Brieves. A unos 3,5 Km, tomar a la derecha dirección Brañaseca.
Distancia:17,5 Km
Desnivel máximo: 230 m
Desnivel acumulado: 680 m
Tiempos: 4 horas


Llevé el coche hasta Brañaseca, antigua braña vaqueira, en el concejo de Cudillero, dejándolo en el cruce de la carretera que sigue a Busfrío, por donde regresaría más tarde y la que sigue hacia Gallinero pasando por el alto de la Sierra de los Vientos (625 m). Ya conocía yo algo de la zona y la verdad es que solo subir hasta aquí merece la pena por visitar alguna de estas brañas y por las vistas hacia la costa, destacando los dos enormes viaductos de la Concha de Artedo y San Pedro, en la Autovía del Cantábrico.


Pues en el cruce tomé hacia el alto de la sierra, por los senderos que cortan las curvas de la carretera, con los molinos del "Parque Eólico de Curiscao, Baos y Pumar" ya bien cerca. La verdad es que, para mi desgracia, me iban a acompañar durante buena parte de la ruta.


Al otro lado del valle del Uncín el resto de la sierra que iba a recorrer, la del Pumar, con la cumbre del Llan de Cubel en el extremo izquierdo de la foto. La idea era recorrer por arriba toda la cabecera del valle y luego intentar volver a media ladera, siempre que fuera posible.


Brañaseca y al fondo el viaducto de la Concha de Artedo, que con sus más de 100 m, es el de mayor altura de toda la Autovía del Cantábrico.


Había comido pronto y me había escapado para hacer la ruta por la tarde. La mañana parecía haber estado muy buena, pero para cuando llegué, hacia el occidente, la tarde se estaba poniendo fea de narices. Amenazaba incluso tormenta, aunque al final, aguantaría y de hecho al final mejoraría. de momento dejo la carretera y tomo por la pista del parque eólico.


La verdad es que toda esta zona está cosida a molinos, como esta parte del Camayal.


Por la pista del parque eólico alcanzo sin mayor problema una pequeña cota, que no tendría nada de especial si ni fuera porque se trata del Pico Cueto (786 m), vértice geodésico y techo del concejo de Cudillero. Me llama la atención que no tenga ni buzón. O al menos yo no vi ninguno.


Abajo Busfrío y al fondo a la izquierda, el Llan de Cubel.


El resto de la Sierra de los Vientos. Supongo que el nombre de la sierra no ayudó a que pasara desapercibida para las eléctricas y sus molinetes.


Sigo recorriendo la sierra, justo por el filo de la misma, para evitar en lo posible las pistas. El sonido de los molinos me acompaña en todo momento.


Paso así por el Pico La Torre y sigo hasta el Altu´l Cordel (799 m), límite de Valdés, Cudillero y Salas y luego al Picón (802 m), punto más alto de la Sierra de los Vientos, que aquí ya parece llamarse de los Baos.


Una vista hacia la Sierra de los Vientos que he venido recorriendo.



Desde aqui toca perder metros por las Peñas del Viento, ya en la Sierra del Pumar, que hago de la forma más purista posible, pasando por sus cotas intermedias, para evitar de nuevo las pistas, aún cuando ello suponga "comerme" algún que otro cotoyal.


Es este un tramo muy quebrado, que ofrece guapos rincones.


Una vista atrás al Altu´l Cordel.


Alcanzo la collada del Pousadoiro (703 m), en la cabecera del valle del Uncín, con las casas de Llendepin, por donde volveré más tarde, debajo. Aún faltaba un pedazo hasta el Llan de Cubel (flecha).


Al otro lado de la sierra, el valle de Vegacebrón, con la cumbre del Pico Aguión, en la Sierra del Curiscao, techo a su vez, del concejo de Salas. Ese para otro día, aunque ya tengo incluso pensada la ruta.


En este tramo voy por el límite entre Cudillero y Salas. Contínúo por las pistas del eólico.


Bordeo por la izquierda el Pico la Siella (756 m), que no subo, y alcanzo el collado que se abre sobre las fincas de Brañota (696 m), con un cruce de pistas. Dejo la de la derecha, por la que regresaré más tarde y subo en dirección a Los Picones.


En Los Picones (751 m) salgo, por fin, del parque eólico, que ya estuvo bien del ruido de los molinos. Hacia el suroeste distingo la Sierra del Aramo.


En Las Matas (689 m) alcanzo un cortafuegos y bajo por él hacia el collado del Campu la Bordinga (592 m), sobre el abandonado pueblo de La Bordinga.


Subo hasta La Bordinga (692 m). Desde aqui ya voy por el límite entre los concejos de Cudillero y Pravia. La Bordinga, debería ser en realidad y a mi modo de ver, el verdadero techo de Pravia, al ser más alto que el Llan de Cubel. No entiendo la razón por la que se considera éste. Quizás habría que consultar el catastro para ver si el límite pasa justo por su cumbre.


Bordeo el Pico La Uz (676 m) por su izquierda y alcanzo una colladina con un depósito de aguas (646 m), desde el que una senda me lleva, a la derecha, a un segundo depósito, bordeando así el Llanu Sangreña (676 m), y desde el que veo lo que me falta hasta el Llan de Cubel.


Remonto desde la collada intermedia (601 m), con un nuevo depósito de aguas, lo que queda y alcanzo la cumbre del Llan de Cubel, techo de Pravia (674 m). Este sí que cuenta con buzón, aunque la cumbre en si, no es demasiado vistosa al estar muy tomada por cotoya, de manera que hay que salirse un poco de ella para poder disfrutar de las vistas....


... vistas de las que, por desgracia, apenas voy a poder disfrutar y es que con el avance de la tarde se ha metido mucha bruma y apenas si distingo la Isla de Deva y más allá, el Cabo Peñas.


La Sierra del Pumar continúa al norte. En el extremo de esta se distingue la blanca silueta de la Ermita de San Ana de Montarés, encima ya de Cudillero.


Un poco a la izquierda, Oviñana, y al fondo, el Cabo Vidio y su faro.


Hacia el este apenas si distingo entre tanta bruma la silueta de los Picos de Europa.


Y al otro lado del valle, la zona alta de Brañaseca, desde donde vengo. El coche sigue allí.


Una panorámica (pinchar en ella para verla en grande) de las Sierras de los Vientos y del Pumar que he venido recorriendo. La verdad es que me sabe un poco mal haber venido hasta aquí, precisamente por las vistas, y no poder disfrutar totalmente de ellas.

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_llan_cubel%20%2832%29.jpg?attachauth=ANoY7cqc8VgrmS8r9VrZ1a1oqfQ3lOn_8BrUq6N__FbguGOttns5VYtm3qTturreZSXjZiqFDJ0vpYG83LvOVCT8gnN9HMgM2Lm9lca8PntnDCepmjQYR2xqgUANzKOopAsdWphXzmfUJ-r51v6-qQr3tMFMADjZ3WB1Nq3mFC0MA3oZ0fsDM_V0ZOKrM3Cg92LP7sDKIAk_QbE7ik0aD5_EJm-NdaWJfxzYy5LA_HupgHxIlELwm9_AN6MWtnlR99rH7pvMufsd&attredirects=0


Paro un rato en cumbre. Bebo y pico algo. La temperatura es agradable y se está bien allí, pero al rato, toca bajar. Ahora tomo la pista que corta la sierra a media ladera por la vertiente de Cudillero, la del valle del Uncín. Una vista atrás, hacia el Llan de Cubel.


Bajo el Llanu Sangreña dejo la pista por la que voy y tomo otra que baja hacia las casas de Los Gayuelos y desde las que tomo una nueva pista que continúa recorriendo la sierra a menor altura.


Atrás quedan las viejas casas de los Gayuelos, en ruinas.



Voy recorriendo poco a poco todo este tramo, con Brañaseca siempre visible al otro lado del valle.



Ya cerca del Campu la Bordinga, me salto un cruce que quería haber tomado para bajar hasta el abandonado pueblo de la Bordinga.


Así que en vez de cruzarlo, lo paso por encima. Todas las casas de la braña están en ruinas y sus fincas hechas monte.


En el Campu la Bordinga, dejo a la derecha el cortafuegos por el que había bajado de la que iba, y tomo por la pista que cruza por medio de un pinar, ahora por la vertiente de Salas.


Y de la que salgo del pinar me encuentro con que la tarde está limpiando los cielos de bruma y ahora tengo mucha más claridad hacia el oriente y ya puedo disfrutar de gran parte de las vistas. Me sorprende la amplitud de vistas desde esta sierra, pero estoy poco habituado a ellas y la posición me despista para identificar alguna de las cumbres. Primero la Sierra de la Manteca.


Esto no lo identifico. Podría ser la zona de Peña Negra, ya sobre Somiedo.


La Sierra de Sobia, en Teverga.


Impresionante la vista de Peña Rueda, en el Macizo de Ubiña, en Quirós.


La Sierra del Aramo, en toda su extensión.


Lo que creo que es el Retriñón, entre Caso y Aller.


Y por supuesto los Picos de Europa.


Aprovecho y tiro aquí la panorámica (pinchar en ella para verla en grande) que debería haber tirado en cumbre del Llan de Cubel.

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_llan_cubel%20%2843%29.jpg?attachauth=ANoY7cpMNXhBpe_089GU7P0XSXi_BnMIKCaPO83UKqARv7edtOVDzvBSnLa9qX1n86dvOIbCErMG3zl_gut3wr9B-3Jwd6rKBPu3yEim0h1mssy12vJnhdoNht0XiftDSbS2w38prUFNPy4GKOCSYkq9ZN4VvaQgE5SS1UzMsEU9CeTersNVZxGT7Ozqy0KtHgv8mBLzNktgscdJNXuBX0TD4tUlILhy-thH8T7-LrC64qS-QD2VdgYP6I5Mjp7EFbGh7hKEGBf_&attredirects=0

Regreso hasta el collado de La Brañota y aqui dejo la pista que continúa por el parque eólico para bajar hacia las fincas de La Brañota y continuar después hacia las casas de Llendepin, al otro lado del valle y desde las que espero alcanzar Busfrío.


Las casas de La Llomba, en el abandonado pueblo de Llendepín, hacia las que me dirijo.


Bajo por una pista hasta cerca de las casas de La Llomba, para seguir después por lo que en otros tiempos fue una buena caleya, hoy ya un tanto abandonada.


Desde La Llomba hay varios cruces. La idea es ganar algo de altura y localizar una línea de postes de la luz que nos servirán de guía.


Doy así con un buen sendero que en horizontal corta la sierra por este lado.


La senda me conduce sin pérdida posible hasta la carretera, a la entrada del pueblo de Busfrío.


Buenas fincas en Busfrío, con varias casas arregladas.



Ya muy cerca del coche, veo que la tarde ha terminado de aclarar y se distingue, ahora, si, la zona del Cabo Peñas.


Y una última vista hacia la Sierra del Aramo.


Alcancé el coche, y para casa, que todavía llegaría a tiempo de salir a tomar algo. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

14 comentarios:

  1. Pues no deja de tener su encanto la ruta, a pesar de los molinos y los viaductos de la autovía, (pasé por ellos estando en obras antes de desdoblar la calzada y era impresionante la altura).
    Las vistas a toda la linea de costa son muy guapas.
    Gracias por tu comentario en mi cueva y por las aclaraciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son de esas sierras a las que vas, no tanto por ellas mismas, como por las vistas que ofrecen. De todas formas, hay que intentar conocer un poco todo, ¿no?.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Estuvimos a punto de ir este fin de semana al Llan de Cubel, porque estábamos de finde por la zona. Al final, tiraron más las cañitas que subir a un pico que a priori, ofrece pocas cosas llamativas.
    Tocará algún día... siendo techo de concejo...se tiene que visitar.
    En cualquier caso, el recorrido está más que bien, y las fotos, completas hacia todas las zonas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alternativa era demasiado tentadora, ja, ja. No es una sierra especialmente guap, comparada con otrsa, pero si teneis suerte con el día, las vistas, sin duda, harán que merezca la pena. Ya verás.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Al final, ameyoraste la ruta mía, si señor... tan sólo por nun tragar de nuevo los p... molinos, jaja. La verdá que sí que sorprenden les vistes que tien esta xerra.

    Un abrazu Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berto, ye que al final quedes de molinos y pistas hasta los gü***. El tornar a media lladera ye bastante más prestoso que facelo perriba. La idega yera baxar al riu y cruzalu pa unir direutu Brañaseca y Felgueirúa. Yo nun vi manera, pero dempues, el collaciu y blogueru Cundi díxome que había balizao un percorriu y que pue facese. Pa otru día.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Buena ruta Javi, solo estuve una vez haz muchos años en Llan de Cúbel y aunque entonces no había molinos, la verdá ye que nun me gustó na. Pero viéndolo ahora como tu lo hiciste si que tien mejor pinta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Monchu, no ye una sierra que llame mucho la atención. Pero bueno, hay que conocer un poco de todo y eses brañes, tambien tienen su encanto.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Es una pena lo de los eólicos. No hay sierra que se libre de ellos.

    Bonitas fotos

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, la verdad es que esa zona, está cosida a ellos. En mi opición demasiados, peor es lo que hay.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Buenas Cienfuegos!
    Hice ayer para cerrar el año esta ruta, solo que con dos coches para hacerla rápido y poder aprovechar la tarde estudiando. Como bien dices en el Cuetu no hay buzón, colocamos uno rudimentario con piedras y un frasco de canela vacío.
    Darte también las gracias por el track porque está genial!
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece lo del buzón. Al ser techo de concejo se me hizo raro que no hubiera nada. Me alegra que os sirviera el track, aunque tampoco hay mucha pérdida.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Me sirve este reportaje tuyo, para saber un poquito más de este desconocido entorno para mi. Ayer lo estuvimos recorriendo los componentes del G.M. "El Trasgu Andayón". Lo único importante, son las espléndidas vistas que ofrecen estas sierras. Un saludo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, las sierras en si no son especialmente guapas, pero las vistas si tienes la suerte de un día despejado, son otra cosa y nos ofecen una vista poco habitual de algunas montañas de sobra conocidas, por no hablar de la rasa costera y sus acantilados.
      Un saludo

      Eliminar